Su hijo murío mientras dormía. Cuando vieron la tumba que le construyó, todos rompieron en llanto.

Es increíble lo que este padre ha hecho para honrar a su hijo, ¡una obra de arte digna de admirar!

Ernest y Anneke, un matrimonio estable y lleno de amor, tuvieron el 23 de septiembre de 1988 a Mateo Stanford Robinson. El embarazo parecía ir muy bien, sin embargo, cuando Anneke iba a dar a luz hubo complicaciones que provocaron que el bebé se quedara sin oxígeno y debido a ello naciera con una discapacidad, se encontraba paralizado del cuello para abajo y además, no podía ver.

Los médicos no daban buen diagnóstico, aseguraban que el bebé solo viviría un par de días, sin embargo, se aferró a la vida y logró vivir 10 años, años en los que su familia disfrutó al máximo de su compañía y lo hicieron feliz.

El momento más difícil llegó, el 21 de febrero de 1999 Mateo falleció y sus padres decidieron que sus restos descansarían en un lugar digno de él, algo que lo representara de la forma más inocente y llena de amor, un símbolo especial que inspirara esperanza y no dolor.

Su padre, Ernest, construyó en el cementerio de Salt Lake City, una hermosa tumba que representaría a la perfección a su hijo y la cual llenaría de honor.

La base de la lápida no tiene nada en especial pero la parte superior simplemente es majestuosa; a manera de escultura podemos ver a un niño que se levanta de su silla de ruedas y se eleva en dirección al cielo abriendo sus brazos.

Ahora es libre de sus cargas terrenales, expresa su padre.

La tumba de Mateo ha llamado la atención de muchas personas, incluso es visitada por personas ajenas a él que expresan que la hermosa obra de arte es un lugar en el que se respiran diferentes sentimientos excepto dolor y tristeza. La tumba se ha vuelto tan famosa que millones de personas han asistido a visitarla y quedan impresionados de los detalles tan minuciosos que su padre cuidó.

Ernest y Anneke tomaron la decisión de fundar la organización benéfica ¨Capacidad Found¨, hace varios años y continúan ayudando a personas con enfermedades como el cáncer, esclerosis múltiple y médula espinal, así estas personas tienen la asistencia técnica que por algún motivo no tienen de otro lugar.

Continúan recordando a su hijo con mucho amor y confiesan que estar frente a su tumba es un momento en el que respiran paz.

¿Qué te pareció la obra que este padre hizo para su hijo? ¿Alguna vez la has visitado? Si es así compártenos tu experiencia.

Ayúdanos a compartir este artículo y no olvides regalarnos un Me Gusta.

Fuente: porquenosemeocurrio.net

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol