Estos increíbles datos sobre los elefantes harán que se conviertan en tu animal favorito

Cuanto más aprendemos sobre ellos, más parece que su impresionante memoria es solo una parte de su increíble inteligencia. Esta inteligencia es la que hace los elefantes sean de los animales más sociables, creativos y amables.

Los elefantes saben reconocer a todos los miembros de su manada, además de que pueden reconocer hasta a treinta individuos por su olor o aspecto. Esto les ayuda mucho a la hora de emigrar o encontrarse con otros elefantes potencialmente hostiles.

Estos animales son capaces además de acordarse de situaciones y distinguir señales de peligro. Por otro lado, también memorizan durante largo tiempo lugares en los que han estado para poder volver o reconocerlos en caso de regresar a ellos.

Todos estos recuerdos y datos almacenados son increíblemente útiles para la supervivencia de su especie, pero lo realmente fascinante es que son capaces de almacenar datos relacionados con otros aspectos de la vida que no tienen que ver con sobrevivir.

Los elefantes no solo recuerdan a sus compañeros de manada sino también a otras criaturas que han causado una fuerte impresión en ellos. Por ejemplo, si dos elefantes han estado actuando juntos en un espectáculo de circo durante años, y se encuentran veinte años después, se reconocerán.

Este reconocimiento no está limitado a otros individuos de la misma especie, sino que también distinguen a humanos con los que han estado años (y hasta décadas) antes.

Todas estas situaciones nos muestran que la memoria de los elefantes es más que una base de datos que responde a estímulos. Mirando dentro de sus cerebros, se descubre por qué ocurre esto.

Los elefantes tienen el cerebro más grande de todos los mamíferos terrestres y un cociente de encefalización (EQ, inteligencia animal) muy alto. Realmente, el tamaño de su cerebro es proporcional al tamaño de su cuerpo, por lo que tampoco nos extraña que sea así de grande. En cuanto alEQ, es casi tan alto como el de los chimpancés.

A pesar de lo diferentes que somos humanos y elefantes, la evolución ha hecho que el cerebro de un elefante sea muy parecido al de un humano. Tenemos tantas neuronas y sinapsis como ellos y también nos une un hipocampo y córtex cerebral altamente desarrollado.

 El hipocampo es una región asociada con la emoción y que ayuda a recolectar datos codificando experiencias importantes y transformándolas en recuerdos a largo plazo.

La habilidad de los elefantes para dar importancia a aquello que les ha marcado hace que su memoria sea compleja y adaptable, mucho más que una simple herramienta de memorización.

Otro ejemplo de sus increíbles capacidades aparece representado en otro ejemplo. Si un elefante ha sobrevivido a una sequía cuando era una cría, es capaz de reconocer las señales de peligro cuando es adulto. Esta es la razón por la que las matriarcas más mayores tienen más probabilidades de sobrevivir.

El hecho de acumular vivencias y recuerdos y tener sentimientos hace que estos animales sean de los pocos que pueden sufrir estrés post-traumático.

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol