10 remedios naturales para aliviar los efectos de la artritis reumatoide.

La artritis reumatoide a menudo se hereda y es evolutiva y los factores de riesgo de esta enfermedad a menudo están ligados a antecedentes familiares, factores ambientales como una vida saludable, la alimentación sana, el tabaquismo y las enfermedades periodontales crónicas.

Se trata de una enfermedad autoinmune en donde el sistema inmunitario ataca “por error” las paredes de las membranas que recubren las articulaciones, conocidas con el nombre de membranas sinoviales, aunque aún se desconoce cómo se origina este fenómeno.

Cuando la inflamación de los tejidos es menor, los síntomas desaparecen durante un tiempo, pero luego vuelven a surgir generando dolores musculares y articulares, rigidez matinal, inflamación y fatiga crónica.

Hasta el momento no se han desarrollado tratamientos efectivos para curar la artritis reumatoide y solo existen medicamentos a base de corticoides o antiinflamatorios varios que ayudan a aliviar los dolores, pero con el transcurso del tiempo generan una lista de efectos secundarios que nadie quiere padecer, al punto de que en algún momento se vuelven la causa de otras patologías igual de graves.

Sin embargo, existen remedios caseros y naturales que pueden ayudar a los pacientes afectados de esta enfermedad crónica al mismo tiempo que contribuyen a un bienestar general del organismo.

Vamos a conocer cómo ayudar a las personas afectadas de artritis a sentirse mejor.

1) Actividad física: Mantenernos activos físicamente es una de las mejores maneras de batallar con esta enfermedad. Los ejercicios contribuyen a fortalecer los músculos, reducir la fatiga y brinda la posibilidad de mayor amplitud de movimiento.

También contribuye a evitar desarrollar osteoporosis y caer en la depresión, dos “fantasmas” que rondan a las personas afectadas por esta enfermedad.

Para esto recomendamos la ayuda de un terapeuta que indique la cantidad de ejercicio a desarrollar así como el tipo de actividad acorde a cada patología y posibilidad de los pacientes. La actividad física debe centrarse en la flexibilización de las articulaciones, el tono muscular y los ejercicios aeróbicos que son al mismo tiempo beneficiosos para el corazón.

2) TwHF: ¿De qué se trata? Esta es la abreviatura del nombre de una hierba china llamada Riptergium Wilfordii. Complicado, ¿no? Bien, pero al parecer aun con su nombre difícil de pronunciar, esta hierba es utilizada desde hace más de 400 años para tratar dolores articulares e inflamaciones.

En realidad, es una planta tóxica que en la medicina popular se la conoce como “Camina 7 pasos y muere”, pero que obviamente quienes la comercializan la han sometido a procesos que la convierten en un excelente remedio.

El British American Journal publicó hace un par de años un estudio realizado en pacientes con artritis reumatoide que se sometieron a este tratamiento durante 24 semanas y el 77% dijeron notar mejoras en relación al dolor.

Consulta a tu médico sobre esta opción natural.

3) Crema picante: La capseína es una sustancia que se encuentra en muchos alimentos y que son los que le dan la sensación de quemazón, como por ejemplo, la pimienta de Cayena.

Pasado el primer momento de picazón, tiene un efecto anestésico y bloquea la sensación de dolor a través de los nervios.

Las cremas a base de capseína son de venta libre y están muy difundidas en América del Norte.

Los efectos de esta crema se harán sentir luego de 2 o 3 días de haberla utilizado y puedes aplicarla hasta 4 veces al día.

4) Aceite de borraja: El aceite de borraja contiene ácido gamma linolénico, también llamado AGL. En pequeñas dosis no es del todo eficaz, pero aproximadamente 1400 mg por día pueden aliviar los síntomas de la artritis reumatoide.

Esta cantidad corresponde a cinco o seis gotas de aceite de borraja.

5) Aceite de pescado: Varios estudios demostraron que el aceite de pescado contribuye a reducir el dolor y la rigidez articular causada por la artritis reumatoide.

El aceite de pescado de hecho, contiene Omega3 que ejerce un efecto antiinflamatorio y puede ayudar a reducir los dolores.

Además, protege de las enfermedades cardíacas que suele ser un efecto secundario que se desarrolla con la artritis reumatoide.

6) Cúrcuma: Para ayudar a controlar los síntomas de la artritis reumatoide uno de los remedios más eficaces podría ser la cúrcuma.

Un estudio realizado en el año 2012 de mostró que la curcumina, el principal activo de la cúrcuma, contiene antiinflamatorios y anti artríticos muy poderosos e incluso hasta más eficaces que los antiinflamatorios no esteroides.

La cúrcuma puede impedir la inflamación de las articulaciones bloqueando las enzimas y las citoquinas que la provocan.

Puede preparar un remedio natural con 1 litro de agua y una cucharada de polvo de cúrcuma que deberá hervir durante 10 minutos. Deje enfriar y beba dos o tres veces al día.

Otra alternativa es ingerir cápsulas de cúrcuma de 500 a 1000 mg tres veces al día. En caso de ingerir este medicamento, consulte antes a su médico.

7) Beber alcohol: Un estudio publicado en el British Medical Journal indica que un consumo moderado de alcohol se asocia a un descenso del riesgo de desarrollar artritis reumatoide ¡hasta en un 50%! ¿No es increíble?

Estos resultados se observaron en mujeres que bebieron al menos cuatro vasos de alcohol a la semana en un período mínimo de 10 años.

8) Vinagre de sidra de manzana: El vinagre de sidra de manzana es muy eficaz para aliviar ciertos síntomas de la artritis reumatoide. Es rico en minerales como el calcio, el magnesio, el potasio y el fósforo y al mismo tiempo ayuda a reducir los dolores y la inflamación.

Agregue una cucharada de vinagre de sidra de manzana, sin filtrar y una cucharadita de miel en media taza de agua caliente. Beba esta mezcla una vez al día.

También el vinagre de sidra de manzana puede utilizarse de manera externa, es decir, que puedes frotar con un poco de vinagre la zona afectada y masajear con aceite de ricino caliente.

Luego, aplica sobre la zona dolorida una compresa de algodón y cubre con un papel film adherente.

9) Jengibre: En la medicina Ayurvédica, el jengibre se utiliza desde hace mucho tiempo para tratar enfermedades inflamatorias. El gingerol, que es el principal activo del jengibre, es un antiinflamatorio natural que ayuda a reducir los dolores, la inflamación y la hinchazón causada por la artritis reumatoide.

Coloque un trozo de jengibre dentro de un recipiente con aceite de oliva, deje macerar y antes de utilizar exponga al sol durante 5 o 10 minutos para que se entibie y se convierta de esta manera en una solución totalmente natural.

Utilice esta mezcla para frotar la zona dolorida. ¡Es muy eficaz!

Asimismo, mastique algunos trocitos de jengibre o puede agregarlo a sus comidas o realizar infusiones que puede beber en cualquier momento.

10) Masajes: Los masajes pueden ayudar a relajar los músculos contraídos y aliviar el dolor causado por la artritis reumatoide. ¡Cuidado! Deben ser realizados por alguien que esté entrenado para esto, porque de lo contrario, puede generar efectos adversos.

Los masajes estimulan la circulación sanguínea, alivian la inflamación y la incomodidad que provoca el dolor.

Puede probar con una mezcla de aceite de mostaza y alcanfor que mezclará hasta que el alcanfor este disuelto. Deje enfriar y utilice este aceite para masajear suavemente la zona afectada.

También puede agregar algunas gotas de aceite de lavanda que ayuda a relajar y distender. Masajee en las zonas afectadas durante algunos minutos, dos o tres veces al día.

Atención: Evite masajear si siente que las articulaciones y los músculos se encuentran demasiado sensibles.

Otras opciones naturales y eficaces.

Compresas frías y calientes: La alternancia entre compresas frías y calientes puede ser un buen alivio para las personas afectadas de artritis reumatoide. No lo utilice en caso de que las personas sufran de problemas circulatorios.

Ajo: El ajo contiene propiedades antiinflamatorias. Consuma uno o dos dientes de ajo para ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

Sales de Epsom: Este también es un buen remedio porque son una buena fuente de magnesio y regulan el pH del organismo. Coloque dos tazas de sales de Epsom en una bañera con agua tibia y sumérjase durante 30 minutos. Repita este mismo tratamiento tres veces a la semana.

Bálsamo de tigre: Se trata de una crema de origen chino que se aplica sobre la piel para aliviar dolores musculares y articulares. Contiene aceites esenciales de menta, clavo de olor, canela, alcanfor y aceite de cayeputi; todo diluido en parafina.

¿Qué más podemos hacer?

Algunos consejos, que van más allá de los remedios naturales, pueden ser de mucha utilidad para mejorar la calidad de vida y sumar al bienestar de las personas que sufren de artritis reumatoide.

– Si tiene algunos kilos de más, intente bajar de peso.

– Suprima el hábito de fumar.

– Proteja las articulaciones al momento de ciertas actividades.

– Adopte posiciones confortables al sentarse o acostarse.

– Utilice un bastón o barras que se fijan a las paredes o a las escaleras con el fin de ganar más confianza al momento de realizar alguna actividad.

– Adopte una dieta saludable.

– Aumente el consumo de aceite de oliva.

– No permanezca durante muchas horas en una misma posición.

– Durante las horas de trabajo, disponga de 5 o 10 minutos para caminar y tomar un descanso.

– Mantenga una actitud mental positiva y realice actividades que disfrute.

– Beba té verde y realice yoga o alguna otra disciplina anti estrés.

Todos conocemos a alguien que sufre dolores articulares o propiamente de artritis reumatoide. Esta enfermedad crónica no tiene cura por el momento pero con todos estos remedios naturales podemos ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

No dejes de recomendar todas estas alternativas naturales a quienes puedan necesitarlo. ¡Te lo van a agradecer!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol